3

El Inicio de los Recuerdos


Annie despertó como habitualmente lo hacía, sobresaltada. Cada noche soñaba con pequeños recuerdos atemorizantes de lo que podría haber sido su pasado, pero al despertar nunca lograba entenderlos y gran parte de ellos eran olvidados con el transcurso del día.
Llevaba varios meses viviendo en un pequeño departamento dentro de una ciudad bastante grande y comercial, pero no recordaba la razón por la que habia llegado a este lugar. El único recuerdo guardado en su mente antes de llegar a la ciudad, era el de una casa de campo en llamas, luego había un lapsus en que solo recordaba la oscuridad de la noche y después se veia caminando por una interminable carretera, encontrandose con un amable camionero que la conduciría a la ciudad en la que actualmente residía.
Annie constantemente pensaba que la unica explicacion para todo lo que le pudiese haber sucedido, era la de un suceso traumático que su mente borró para siempre o escondió en un lugar muy oscuro y profundo dentro de su subconciente.

Ella era una chica bastante inteligente y atractiva de 21 años, tenía el pelo liso y oscuro, y unos ojos celestes que impactaban a cualquiera que la veía. Cuando ella recién llegó a la ciudad, comenzó a trabajar en un local de comida rápida, por lo que luego de un año logró recaudar el dinero suficiente para comprarse su propio departamento y empezar a estudiar en la Universidad.
Pero mientras estudiaba siempre se preguntaba que habría sucedido realmente antes de su actual vida, ya que ella recordaba muy poco, no sabía si tenía hermanos o padres, no sabía el lugar en el que había vivido antes, ni siquiera recordaba a algún amigo. Simplemente antes del recuerdo de la casa en llamas no había nada, solo vacío.

Un día mientras leía el diario, vió un anuncio que decía: "Recuerde su pasado, haga un viaje a través de su mente, solo necesita relajarse y respirar. Venga a la consulta del Dr. John". Luego de leer esto, a Annie le pareció interesante. Ya había oído hablar de terapeutas que ayudaban a las personas a recordar ciertas cosas que sus mentes habían bloqueado, pero nunca pensó en acudir ella misma a una de estas sesiones. Decidió que quizás podía funcionar, por lo que llamó a la consulta y pidió una hora para el día siguiente.
Al otro día, llegó a la consulta bastante nerviosa. Podía ser la primera vez que entendiera realmente lo que le había pasado, por eso en ese momento las ansias y la incertidumbre la llenaban por completo.
La secretaría dijo su nombre, era su turno. Cuando entró a la habitación del doctor, se encontró con un hombre maduro, con barba y bastante serio, aunque resultó ser muy simpatico y agradable, lo que le producía calma y tranquilidad a Annie.
Él, le dijo que se recostara, cerrara los ojos y comenzara a respirar lentamente. Ella, siguió sus intrucciones, pero en cuánto cerró los ojos volvió a su mente la imagen de la casa en llamas y le entró una gran desesperación que la hizo llorar. El doctor intentó calmarla y cuando lo hubo logrado le dijo que debia tranquilizarse porque era la única forma de recordar los sucesos anteriores. Pasó media hora y ella no lograba recordar nada, eso la hacía sentir rabia y frustración. De pronto, de forma muy repentina llegó a su mente una nueva imagen. Era un letrero de madera que tenía escrita una dirección y un teléfono, decía "Fundo Amanecer, fono: 258674" pero en cuanto quiso mirar el lugar en el qe se encontraba el letrero sintió un golpe en la cabeza y despertó todavía en la consulta del doctor. Asustada anotó rápidamente la información del letrero y salio apurada de la consulta, camino a su casa. Cuando llegó llamó inmediatamente al número de telefono que había conseguido y le contestó una mujer:
-Aló- contestó la mujer
-Hola, quisiera saber si estoy llamando al Fundo Amanecer- dijo Annie
-Eh.. sí, ¿quién habla?- dijo la mujer
- Me llamo Annie-
De pronto hubo una pausa y lejos Annie escuchó decir:
-Es ella..-
Entonces Annie dijo:
-¿Aló? señora ¿aún se encuentra ahí? ¿Hola?
Y repentinamente colgaron el telefono. Cuando Annie intentó volver a llamar sonaba ocupado, por lo que ella supuso que habían descolgado el telefono, pero le pareció tan raro lo que aquella mujer dijo a lo lejos y que ella había alcanzado a escuchar a través del telefono. "Es ELLA", las palabras le quedaron dando vueltas en su mente durante todo el resto del día y la noche.

3 comentarios:

Anto ♥

Quiero decirte que ahora mismo no eh podido leer mas que la sinopsis pero te prometo que voy a leer tus capítulos porque se y siento que eres buena escribiendo...

PauuLiina

Muchas Gracias Anto! =)

Adela/Mariola (SokAly)

Que interesante y vaya como lo has dejado, lo bueno es que tengo el siguiente capítulo para enterarme.

~Ade~

Publicar un comentario

Siguiente Inicio

Seguidores