2

El Resplandor

-Nadie me va a echar de aquí sin darme lo que necesito antes- pensó Annie, quién había llegado recién y por segunda vez al fundo "Amanecer" para conseguir nuevas respuestas.

Era de noche y no se veía ningún movimiento en la parcela. Los animales que había visto la vez pasada, estaban descansando en los corrales y no habían signos de presencia humana en el lugar.
Annie se fijó en la casa. Se dio cuenta que no habían luces prendidas dentro, por lo que supuso que los dueños habían salido a algún otro lugar. La casa estaba completamente sola.

Annie decidió entrar por la puerta trasera sin hacer ruido. Revisó alrededor de la puerta en busca de alguna llave escondida que permitiera su ingreso a la casa. No había nada. De pronto notó un pequeño objeto metalico brillando detrás de una planta. Apuntó mejor con su linterna y la vio, era la llave. Abrió la puerta con cuidado y entró en la casa.

El interior era pequeño, pero bastante acogedor. Había una chimenea encendida y alrededor de ella algunos sillones. La pared en la que se encontraba la chimenea era de cemento pintada de un color blanco invierno, y la otra pared era de madera. El techo mostraba pequeñas vigas al aire.

Un lugar en el que seguramente vivirían dos personas, no más que eso, ya que tenia un baño, una sola habitación y una cocina.

Annie decidió ir a revisar la habitación, para ver si se encontraba con algo que le pudiera dar un poco más de información.
Cuando entró vio un mueble grande de madera con varios cajones. Revisó los primeros pero solo había ropa. Cuando abrió el último, se encontró con una gran cantidad de fotos antiguas, pero ninguna de ellas le llamó mucho la atención, excepto por una sola, en la que aparecía una familia que le daba la impresión de haberla visto antes. Salía una mujer sentada en una banca abrazando a un hombre que prodría haber sido su marido y dos niñas pequeñas sentadas en las piernas de ellos, que seguramente serían sus hijas. Pero lo que hacía que Annie se interesara aún más por esta foto, era que sentía como si ella hubiese estado en esa situación antes, como un deja vu.

De pronto Annie sintió que abrían la puerta principal de entrada a la casa. Rápidamente, dejó las fotos en su lugar y se guardó en el bolsillo de su pantalón la foto de la familia. Observó toda la habitación, buscando un lugar en el que pudiera esconderse pero no había nada que le serviera. Escuchó como las voces de una mujer y un hombre se acercaban cada vez más a la habitación y le entró una gran desesperación, por lo que trató de abrir una pequeña ventana que había en el lugar, pero para su mala suerte estaba trabada y Annie no tenía la fuerza suficiente para abrirla. Fue entonces cuando se abrió la puerta de la habitación y la misma mujer que la había recibido de tan mala forma la vez pasada, la sorprendió en su dormitorio.
Annie pudo darse cuenta ahora con más detalle, que la mujer llevaba puesto exactamente el mismo collar que ella. La misma cadena con la luna de plata colgando y el zafiro azul en el centro.
-Disculpa..eh..yo..la puerta estaba..- dijo Annie muy nerviosa, apenas le salían las palabras de la boca
-¿Qué estás haciendo aquí?¿Cómo entraste? Por dios!! ¿Ahora quieres asesinarme a mi también?¿¿Cuál es tu problema Annie?!- dijo la mujer totalmente desesperada y con un tono en su voz que demostraba terror a lo que estaba sucediendo.
-¿Qué? ¿porqué asesinarte? yo sólo venia a...-
-Jacquie!! qué sucede??- se escuchaba la voz de un hombre acercandose a la habitación
Cuando entró, Annie vio que era un hombre alto y algo robusto. Parecía ser el marido de aquella mujer.
Annie al escuchar llamar a la mujer con el nombre de Jacquie, se dio cuenta enseguida que ella era Jacqueline Williams.

-Annie ¿poqué me quieres hacer daño? Vete!- dijo Jacqueline
-¿Porqué hacerte daño?- respondió muy confundida Annie
-Por favor no te hagas la que no sabes nada! ¡¿No te gustó quemar nuestra casar y matar a nuestros padres a la vez?! Ah!!?- gritaba Jacqueline, quién estaba totalmente fuera de control
-!¿De qué estas hablando?!- respondió Annie que apenas podía comprender toda la información que le estaban diciendo.
Annie sentía que iba a colapsar. Era demasiada información para ella. Lo único que había entendido es que aquella mujer era su hermana y la estaba acusando de haber matado a sus padres. Eso no podía ser, ¿como podría ella haber matado a sus padres?
Esto era demasiado, Annie ya no aguantaba más, necesitaba salir de ahí.

De pronto, el cuerpo de Annie empezo a brillar y grandes llamas empezaron a brotar de su cuerpo. Sus ojos se volvieron increíblemente resplandecientes y desplegó dos hermosas alas de su espalda.

-Oh No!! lo está haciendo otra vez!! Va a quemar la casa!!- gritaba Jacqueline
-Disparale!- dijo el hombre entregandole una pistola a su mujer
Ella apuntó a Annie con el arma, y sin siquiera pensarlo,le dio dos tiros al pecho.
Luego de eso, el cuerpo de Annie volvió a la normalidad y cayó desmayada al suelo. Increiblemente, el arma no le produjo ninguna herida a Annie, solo permitió que se controlara.

Horas después Annie despertaba en una habitación de paredes blancas, tendida en una cama de hospital. A su izquiera había una pequeña mesita con un florero pusto encima y algunos globos con los típicos mensajes de "Recuperate pronto" que la gente lleva a sus seres queridos cuando están hospitalizados.
Annie se llevó la mano a la cabeza, tratando de orientarse. Aún recordaba lo que había pasado pero no de forma muy clara. No quería pensar en eso, le daba dolor de cabeza.
De pronto alguien entró a la habitación. Era su amiga Rose.
-Por fin despertaste!- dijo Rose de forma alegre
-¿Qué pasó?- preguntó Annie
-Ah, tranquila. Hubo un tiroteo en el lugar en el que estabas y te alcanzaron dos balas, pero no te pasó nada, menos mal. Los médicos no podían creerlo, al parecer las balas entraron en tu cuerpo pero no dejaron heridas.-
-¿Y cómo llegué aquí?-
-Los médicos dijeron que fue una mujer la que te encontró y te trajo hasta acá-
-Ahh, Ok. Rose, Gracias por venir.- dijo Annie
-No hay problema. Te dejaré sola para que descanses-
-Ok-
Las imágenes de lo ocurrido llegaban a la mente de Annie, pero estaba muy cansada para pensar en ello. Solo quería descansar, cerró los ojos y se dejó vencer.

2 comentarios:

Lighling

HOLA!!! genial k me avisaras del cap, valio la pena esperar este cap xk viene cargado!! jacqueline le tiene un miedo atroz, me gustó la escena de las alas y llamas !!!¿q es?? estoy deseando saber!!! espero ke l siguiente llegue pronto o morire de impaciencia jaja es broma, tómate tu tiempo. un saludo!!!!! genial cap, al menos tubieron el detalle de llevarla al hospital... un saludo guapa y gracias x pasar x mi blog!!

Lighling

hola mi dulce Pauuliina!!! gracias x pasar y sobre todo x tus felicitaciones x el libro-^^- la verdad sk aun me cuesta creerlo
el nombre de morgana suena muy bien, ya dire q nombre le pongo al final jajaja
no sabia k mi nombre significara eso O.O k pasada y k bonito, gracias x molestarte en buscarlo y comentarlo, me gusto muxo el detalle.eres un cielo!! un abrazo mi niña!!! cuidate guapa!!

Publicar un comentario

Siguiente Anterior Inicio

Seguidores